Las Vistillas, el mejor mirador para disfrutar de los atardeceres de Madrid

El parque de Las Vistillas es, por méritos propios, uno de los lugares preferidos por los madrileños para pasear. Numerosas sorpresas salpican el recorrido.

Pocos lugares hay más castizos que el parque de Las Vistillas, en La Latina. Situado sobre el antiguo cerro del campillo de las vistillas, que por su altura sirvió de defensa natural de Madrid en la Edad Media, las vistas se abren hacia la ribera del río Manzanares y la Casa de Campo, enmarcando a un paisaje único.

Parque de las Vistillas

Allí se dan cita fotógrafos en busca de los mejores ángulos para plasmar la Catedral de la Almudena, familias y grupos de amigos en animada charla, amantes de los rincones secretos y enamorados al compás de una de las mejores puestas de sol de la capital

Un lugar hecho para disfrutar

La construcción de la Real Basílica de San Francisco el Grande, en el siglo XIII, fue el detonante para que comenzaran las disputas por la propiedad de los terrenos próximos a la edificación. Unas tierras que pasarían por diferentes manos, como las del Concejo de Madrid, los duques del Infantado o la archidiócesis de Madrid hasta recaer en las del Ayuntamiento.

El Ayuntamiento fue el encargado de acondicionar este espacio de La Latina. Se levantó la plaza de Gabriel Miró y se construyeron diferentes elementos urbanísticos y ornamentales. Los madrileños no tardaron en hacer suyo el espacio, que pasó a ser escenario de algunos de los actos festivos de la capital, como las verbenas de las Fiestas de San Isidro.

Atardecer len Las Visitillas

En la plaza de Gabriel Miró se celebran las hogueras de San Juan y rebosa de gente durante las fiestas de La Paloma, en el mes de agosto, al ser el escenario donde tienen lugar las actuaciones músicales y concursos de baile.  Los chiringuitos y las terrazas han convertido a Las Vistillas en uno de los lugares preferidos por los madrileños y los turistas.

Rincones secretos

Si lo que busca es huir del ruido y la algarabía, puede recorrer Las Vistillas en busca de los secretos que este espacio verde ofrece. Rincones llenos de historia y belleza, que invitan a su descubrimiento.

La Violetera Parque de las Visitas

Junto a la Basílica de San Francisco el Grande, en la parte meridional, se encuentran los jardines del Seminario Conciliar de Madrid, el Parque de la Cornisa y la Dalieda de San Francisco. La Dalieda es uno de los grandes balcones que posee la capital y el lugar preferido de los amantes de las buenas vistas. 

En la parte septentrional podemos encontrar los jardines de la plaza de Gonzalo Miró, justo en la parte más elevada del cerro. No deje de visitar el busto de Ignacio Zuloaga, quien acudía a pasear por esta zona ya que su estudio estaba muy próximo. 

Y, por último, una recomendación: vaya en busca de la estatua de La Violetera, que representa a la vedette argentina Celia Gámez vestida de castiza. Imposible no caer rendido a sus pies.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like